Por qué cada vez más personas se están trasladando a ciudades secundarias

Cuando comenzaron a planear su futuro juntos, Ashley Brown y su prometido, Aaron Shuman, concluyeron que ya no podían permanecer en Los Ángeles porque esa ciudad se estaba volviendo demasiado cara.

“Nuestra renta en Los Ángeles era de USD 1.500 por un apartamento pequeño de 60 metros cuadrados y sin ningún servicio extra”, comentaba Brown, de 29 años, nativa de Nueva York, actriz y graduada de la Universidad de Nueva York. Ella y Shuman, un músico de 28 años, comenzaron a buscar en Austin, Detroit, Portland, Oregon y Ohio antes de establecerse en Atlanta.

“Hay una gran comunidad artística aquí (en Atlanta), y es una ciudad en crecimiento con muchos empresarios”, afirma Brown, que ahora está trabajando en varios empleos y planea abrir un negocio. Además, el dólar dura mucho más en su nueva ciudad, y eso les da espacio para respirar.

Pagamos USD 1.200 al mes por el doble de espacio, con dos dormitorios, dos baños y todo nuevo“, manifestaba.

Brown y Shuman forman parte de una oleada de personas que migran de ciudades costeras a ciudades “secundarias”, atraídas por un menor costo de vida, una menor carga fiscal, un crecimiento de empleo y con mejores oportunidades para comprar una casa que puedan pagar.

Nashville, Sacramento, Atlanta, Phoenix, Austin y Dallas se encuentran entre las 10 mejores ciudades con la mayor afluencia de nuevos residentes, según los nuevos datos de la inmobiliaria Redfin.

No es sorprendente que las ciudades de alto costo incluyan San Francisco, Nueva York, Los Ángeles y Washington.

“La gente en los mercados costeros está harta de los aumentos de precios de dos dígitos, y se están mudando a una ciudad suburbana o al centro del país”, declaró Daryl Fairweather, economista de Redfin. “En nuestro informe más reciente de ‘los mercados más populares’, Indianapolis empató en tercer lugar con Boston entre las ciudades donde el precio de las casas se contrae más rápidamente. La gente se muda allí desde Chicago, Los Ángeles y el área de San Francisco porque es asequible”.

La migración también es impulsada por la revisión de impuestos de los republicanos, que, entre otras disposiciones, eliminó la deducción de impuestos estatales y locales para seis estados con altos impuestos a la propiedad: California, Illinois, Pensilvania, Nueva Jersey, Nueva York y Texas.

Si no puede desglosar sus impuestos, no está obteniendo el beneficio fiscal que compensa sus altos pagos de intereses hipotecarios, lo que también reduce la asequibilidad“, agregó Fairweather.

Otras investigaciones ilustran hasta qué punto la adquisición de una casa se está convirtiendo algo típico para los estadounidenses.

Según el análisis realizado por ATTOM Data Solutions, una base de datos de propiedades con sede en Irvine (California), la capacidad de comprar una vivienda descendió a su nivel más bajo en una década. En el 78 por ciento de los mercados, los precios de las viviendas eran menos asequibles que sus promedios históricos.

Loading...
WhatsApp chat